CORPORACIÓN IBEROAMERICANA 
DE LOTERÍAS Y APUESTAS DEL ESTADO

Teófilo Quico Tabar, nuevo Administrador General interino de la Lotería Nacional de República Dominicana

Lo más leído

Lucha contra el juego ilegal online en Argentina: más de 30 dominios con registro bet.ar

La zona exclusiva “.bet.ar” ya cuenta con más de 30 registros válidos, un hecho que subraya el...

Béisbol: Betcris premia a los clientes con viajes para ver los juegos de la Serie Mundial

Betcris disfruta mostrando su agradecimiento a los clientes de América Latina. En repetidas ocasiones ha introducido obsequios...

México: billetes de Lotería Nacional promovieron la reactivación del turismo y la diversidad cultural

La Lotería Nacional de México realizó el evento de clausura de los billetes alusivos a las Zonas Arqueológicas. La colección incluyó un sitio por entidad federativa y se distribuyó durante todo el año, comenzando por Zacatecas y finalizando con Aguascalientes.

El 20 de mayo fue juramentado el nuevo Administrador General interino de la Lotería Nacional, el señor Teófilo Quico Tabar.

La juramentación fue realizada por el ministro de Hacienda, José Manuel Vicente. Además, estuvieron presentes Derby De los Santos, viceministro del Tesoro y otros directivos del ministerio y de la Lotería Nacional.

Durante la juramentación, el señor Tabar indicó: “Vine a hacer un trabajo administrativo encomendado por el presidente de la República Dominicana, Luis Abinader.

Palabras del Administrador General interino en rueda de prensa el lunes 24 de mayo de 2021

Reproducimos a continuación el mensaje completo de Teófilo Quico Tabar, que fue dado a conocer en el sitio web de la Lotería Nacional.

Como los ojos de la nación han estado atentos a lo que ha ocurrido en torno al mundo del juego, particularmente a acciones ligadas a la Lotería Nacional, he considerado conveniente hacer algunas aclaraciones pertinentes para enriquecer el conocimiento de la ciudadanía.

Yo, Teófilo Quico Tabar, con el nombre que más se me conoce,   adquirido por el uso y la  costumbre, asumo toda la responsabilidad de lo que aquí exprese,  en intención de que la sociedad dominicana tenga  más  conocimiento acerca de una institución como la Lotería Nacional, fundada en el año 1882, hace ya 139 años por  el Padre Billini con fines altruistas, pero salpicada en distintas épocas y ocasiones, por dudas y situaciones lamentables.  

Asumí  provisionalmente la encomienda del amigo Presidente Luis Abinader,  y en éste corto espacio de tiempo, trataré de implementar  las bases para que la Lotería Nacional no solo se fortalezca institucionalmente, sino ayudar a aclarar y deslindar claramente  los  campos dentro del sistema de juegos  en que participa esta institución.

Los que me conocen y siguen mi trayectoria  por años saben, que he sido enfático con el tema de los conflictos de intereses. Igualmente mi preocupación sobre la amplitud de los canales de conductas éticos y morales. Tan anchos, que se admiten como buenos y validos, incluso legalizados, cosas que a mi juicio no debieron suceder.

Los linderos, bornes, cercas o empalizadas para delimitar cualquier derecho de posesión o propiedad, se cuidan; pero  en algunos lugares se borran. Se  debilitan. Desaparecen. Eso crea conflictos. A veces con más intensidad  entre familiares o asociados. Y eso, ligado a los dos aspectos anteriores, confunde, crea dudas y empaña. Mucho más en la actualidad con la existencia de las redes sociales y la amplitud y agilidad  de los medios electrónicos  de comunicación.

Por eso  vale la pena decir, que probablemente mucha gente, por no decir la mayoría de los dominicanos, incluyendo personas bien informadas, desconocen  la Lotería Nacional. Por eso se les hace difícil, como  se me hace también a mí,   entender algunas situaciones.

Desde hace tiempo La Lotería Nacional  ha venido sufriendo modificaciones. Entre ellas, producto de la creación de  otras empresas  de apuestas privadas autorizadas,  se han hecho acuerdos y contratos avalados por  organismos del Estado o del Gobierno. Y según dichos acuerdos, se utiliza el Canal Oficial de La Lotería Nacional para realizar, como se están haciendo,  sorteos diarios a través de la televisión.

En la Lotería Nacional, en sus salones y en su nombre,  se realizan 13 o 14 sorteos semanales, que no son propios de la Lotería Nacional. O sea, que los cientos y cientos  de millones de pesos que se juegan  diariamente,  refiriéndome  a los   que reciben las diferentes bancas, como los premios de los ganadores, oficialmente no les incumben a esta institución.

La Lotería Nacional no tiene responsabilidades de pagos con ninguno de ellos. Quiere decir,  que según los acuerdos que se han venido estableciendo desde hace tiempo con relación a dichos  sorteos, la Lotería Nacional no maneja esos fondos como mucha gente pudiera entender.

La Lotería Nacional, según los informes,  solamente está realizando un sorteo quincenal propio. Realiza además uno,  dos o tres sorteos extraordinarios al año, como el que se realizará el próximo domingo en honor al Día de Las Madres

Los concesionarios privados, o sea, los que tienen sus propios sorteos, tributan por vía de la Tesorería y la Contraloría, quienes los envían a la cuenta de la Lotería Nacional. Las demás agencias o Bancas legalizadas, tributan a través de la DGII,  Ministerio de Hacienda o Tesorería.  Dichos fondos de alguna forma sirven para que el gobierno subsidie a esta institución.

Los únicos ingresos directos  que recibe  Lotería Nacional en su cuenta  del Banco de Reservas, son por concepto de los sorteos extraordinarios. Que como dije anteriormente,  dos o tres al año: Las Madres, el Navideño, y en ocasiones el día de Los Padres.

Quiere decir, que cualquier indelicadeza o desliz en que se haya incurrido, o que involucre a cualquier funcionario o empleado, si bien crea dudad y confusión,   ni afectó los fondos o economía del La Lotería Nacional, ni los sorteos eran propiedad de esta institución.

La Lotería, sus salones y su nombre sirven de medio de difusión de dichos sorteos. Los cuales reitero, no eran ni son de la Lotería Nacional. Pero el sistema creado, no conocido por muchos, permite confusión, provoca conjeturas y crea desconfianza. 

Según datos recibidos, hay  30,370 bancas privadas legales. Y según  fuentes con conocimiento, existen más del doble de esa cantidad como  bancas ilegales o no reglamentadas. Incluso  dicen que pueden llegar a 100 mil bancas no regularizadas. Y eso debe ser motivo de preocupación.

El volumen  de las jugadas que antes manejaba la Lotería Nacional, de alguna manera  se ha repartido entre el Estado y el sector privado. Pero concomitantemente, la Lotería, perdió  su capacidad de fiscalización. Pues a partir el año 2012, mediante Resolución, la  facultad para reglamentar a las Bancas, quedó a cargo del Ministerio de Hacienda.

Los problemas que se han presentado, independientemente de cualquier manejo fuera de los principios bien  aceptados o éticos,  se posibilitan más cuando  se entremezclan los actores. Cuando no se sabe claramente donde terminan los linderos de quienes representan al Estado y donde comienzan los que representan las del  sector privado.

Se produce una especie de mancomunidad. Unos pasan de un lado al otro, creando el andamiaje para la confusión. Esa que hoy preocupa. Dándole paso, según algunos conocedores del derecho, en una responsabilidad compartida.

Responsabilidad compartida de todo el sistema de apuestas. Del Público como el privado. Porque se han permitido y prohijado los trasiegos. Aceptados lamentablemente,  por la amplitud de los canales éticos y morales.   Y todos los sectores ligados a esta actividad, de alguna manera tienen que empeñarse en establecer de nuevo esos  linderos. No con muros que no permitan verse o comunicarse, sino con bornes que viabilicen  relaciones de respeto y de confianza. Evitando  maridajes que confundan y provoquen suspicacia.  

Hay que admitir que la Lotería Nacional    ha venido debilitándose en materia económica, pero también en el aspecto institucional, aún contando con técnicos bien formados. Probablemente  por desconocimiento de su misión y  producto de la  confusión.

Por no tener clara una  concepción sobre su papel dentro del  Estado,  gobierno o  nación.  Y esa confusión  provocadora de permisividad, por no saber a quién servir, si al Estado o al privado,   lamentablemente permite   que cada cierto tiempo se presenten situaciones en la que se salpique el nombre de la Lotería Nacional. Por acciones individuales. Por falta de procedimientos y de fiscalización.  Pero dejando de lado a los demás componentes  del mundo del juego, a quienes les sirve la Lotería Nacional.

Antes que continuar lamentándose la sociedad, creo llegada la hora de confeccionar  Códigos muchos más claros y estrictos en cuanto a las conductas éticas  y en  lo referente a posibles conflictos de intereses. Comenzando si se quiere por la Lotería Nacional.

Tenemos que redefinir claramente el papel de cada sector. Los concesionarios realizan sus propios sorteos. Ellos cargan con sus propias responsabilidades. Son dueños de su propio negocio y su propio destino. Pero mientras tanto, el papel de la Lotería Nacional frente a la sociedad y las Bancas privadas, aunque está desarrollándose desde hace tiempo, amerita urgentemente que se redefinan los linderos y responsabilidades de cada uno. Me refiero a La Lotería Nacional y las Bancas.

Digo esto, porque repito, los sorteos que se realizan diariamente en La Lotería, y  que el país entiende que son de ella y para ella, no es así.

Los dueños de las Bancas, el Ministerio de Hacienda, la DGII, el gobierno, y todos los organismos que de alguna manera se involucran en estos procesos, deben lo antes posible establecer nuevos canales públicos.

Algunos me han advertido que esto podría provocar un gran conflicto con las Bancas, a quienes les otorgan un gran poder. Pero no debe ser así. No se trata de un pleito. Se trata de aclarar las cosas. Establecer un dialogo urgente entre los diferentes actores, para que la Lotería, que no es la dueña de las Bancas, ni del proceso de juego, deje de ser la creadora de dudas. 

Revisando rápidamente las leyes existentes, aunque tengo pocos días al frente de esto, no he visto en que ley se establece estos procesos. Lo que indica, que si se realiza así  por tradición y por acuerdos, es mucho más fácil implementar el proceso de modificación.

Se por otra parte, que el proceso de sorteos diarios hay que continuarlos para que las Bancas puedan realizar sus operaciones. Y eso debe continuar. Lo que habrá que modificar, en corto tiempo, es la metodología y la imagen de que la Lotería es donde se generan o crean situaciones que empañar de alguna manera a la institución, salpicando por igual el gobierno y al Estado.

Lo que trato de provocar es una reacción en la sociedad. En los  dominicanos conscientes. En las Bancas y en los concesionarios, que bien podrían colaborar en este proceso. En el propio gobierno.

No se trata de un problema de videntes o no videntes. De una bolita escondida en las manos o un error en cantar un número. Esto es mucho más profundo. Es un mundo que motiva millones de personas que gustan del juego por diversas razones, de lo cual el estado recibe beneficios, pero que la metodología y las vías en que se realizan, a mi criterio, deben ser aclaradas.

El papel que debe jugar La Lotería Nacional, debería ser otro. Y de mutuo acuerdo, sin conflictos, establecer la forma. Y si los sorteos son de la Banca Privada, que busquemos urgentemente el mecanismo para que esa responsabilidad sea suya o sea compartida. Que no tenga la Lotería que cargar con una responsabilidad frente a la sociedad que en realidad no le corresponde. 

El presidente  Abinader ha expresado que tiene interés de que el cambio en el país incluya también todo lo relativo a las conductas humanas. Actuar frente a situaciones confusas o indelicadas. En ese sentido,  no hay mejor momento para comenzar que este.

Como nunca he estado comprometido más que con Dios y  los que considero los  mejores intereses de la nación, a estas alturas, nada ni nadie me hace vacilar. La confianza que un  hijo del  gran amigo José Rafael  me otorgó, no lo impedirá nada.

No vine a la Lotería Nacional, institución que  personalmente no me atrae,  a competir o crear conflictos. Vine a cumplir una encomienda.  A colaborar con la creación de confianza como vía para alcanzar plena credibilidad. Para lo cual aportaremos nuestros mejores esfuerzos en tratar de lograr esos objetivos.

Pero si en aras de  cumplir con esos objetivos  me veo en la necesidad de  tomar medidas drásticas administrativamente hablando, en beneficio de la transparencia, la confianza  y  la   credibilidad en la institución como parte del Estado y del gobierno, que nadie piense que me va a temblar el pulso. 

Ya lo exprese el  día que llegué. Nadie que tenga intereses en el negocio de las bancas  podrá laborar en la Lotería Nacional mientras yo esté al frente de ella. Absolutamente nadie, porque eso permite y fomenta la confusión. Arrastra la permisividad y provoca conflictos de intereses. Que al final perjudican a la institución y a todo el sector. 

La Lotería Nacional, como parte del gobierno y el Estado, deberán en los días por venir, convertirse en una institución capaz de colocarse al nivel de las mejores empresas de este éste tipo en cualquier parte del mundo. Con poca inversión. Con transparencia y sentido de colaboración. Y con la participación de personas con vocación de servicio.

Teófilo Quico Tabar

Últimas novedades

Jogos Santa Casa firma convenio con la Asociación de Atletas Olímpicos Portugueses

La Asociación de Atletas Olímpicos Portugueses (AAOP) y Jogos Santa Casa firmaron un contrato de patrocinio destinado a valorizar a los atletas que representaron y representan al país.

Lotería Nacional de República Dominicana celebró su 139° aniversario con una misa de acción de gracias

La Lotería Nacional de República Dominicana celebró su 139 aniversario con una eucaristía de acción de gracias oficiada por monseñor Jesús Castro...

Grupo Social ONCE y Microsoft refuerzan su colaboración para impulsar la empleabilidad de personas con discapacidad

Desarrollarán actividades de formación y capacitación digital dirigidas a personas con discapacidad en el marco del programa “Por Talento Digital”, y colaborarán en la dinamización del nuevo espacio de formación que Fundación ONCE e Inserta Empleo han creado en Madrid.

Lucha contra el juego ilegal online en Argentina: más de 30 dominios con registro bet.ar

La zona exclusiva “.bet.ar” ya cuenta con más de 30 registros válidos, un hecho que subraya el comienzo de una nueva etapa...

La industria reconoció en EE.UU. el liderazgo de los productos de lotería de Scientific Games

El juego de la Lotería de Nueva York producido por Scientific Games gana el premio 2021 al mejor juego instantáneo nuevo de Norteamérica. Tres ejecutivos de la compañía reciben el prestigioso premio Powers en la Conferencia Anual de Loterías Estatales y Provinciales de Norteamérica.

Más artículos

EN FR PT ES
Ir al contenido