CORPORACIÓN IBEROAMERICANA 
DE LOTERÍAS Y APUESTAS DEL ESTADO

Santa Casa dio a conocer su Informe de Sostenibilidad 2020

El 2020 pasará a la historia como el año en que la pandemia "golpeó" al mundo, cambiando la forma en que trabajamos, nos comunicamos y actuamos. Misericórdia de Lisboa no fue una excepción: sufrió el impacto del COVID-19, se adaptó a la nueva realidad, afrontó los retos y creó nuevas respuestas.

Lo más leído

Lucha libre profesional: IGT y la WWE desarrollarán juegos de lotería omnicanal

International Game Technology (IGT) dio a conocer la firma de un acuerdo de licencia exclusiva de varios...

Ecuador: Betcris y Cruz Roja se unen en misión humanitaria

El 2021 se acabó, pero las noticias siguen llegando, especialmente sobre el buen trabajo que ha realizado...

En el Informe de Sostenibilidad de Santa Casa da Misericórdia de Lisboa correspondiente al año pasado, las palabras «pandemia» y «COVID» predominan en todo el documento, siendo el año en que todo cambió, entre la gente e, inevitablemente, en Santa Casa. Junto al temor inherente a una situación desconocida, la institución de 523 años se enfrentó a una doble prueba de sus capacidades: la de adaptarse a una nueva realidad y la de preservar la confianza y las respuestas a quienes recurren a ella.

«A pesar de las dificultades y desafíos, la pandemia precipitó procesos de cambio positivos y demostró que es posible actuar con agilidad y flexibilidad para corresponder a necesidades inminentes e imprevistas. La capacidad de movilización de recursos fue importante y prevaleció la cooperación», según se puede leer en el Informe de Sostenibilidad, que se refiere a la protección y seguridad de los profesionales y usuarios de Santa Casa como «una de las principales prioridades».

El impacto de la pandemia en la sociedad portuguesa, especialmente entre los más desfavorecidos, se reflejó en las cuentas de la institución. En 2020, la dotación de las ayudas monetarias temporales o de emergencia ha registrado un incremento del 74,2% del importe total respecto a 2019, según el informe que ahora se publica, lo que justifica el aumento, con la necesidad de reforzar y ampliar el apoyo a las situaciones de escasez de alimentos y de insuficiencia de ingresos derivados del despido o el desempleo.

«En 2020, debido a la situación de emergencia generada por la pandemia de COVID-19, necesitábamos llegar a más familias y más usuarios, implementando nuevos servicios y nuevas formas de trabajo. Garantizamos la accesibilidad de los más vulnerables a los cuidados y ayudas esenciales y la protección de nuestros empleados. Todas estas circunstancias se reflejaron en nuestros resultados económicos, concretamente en el aumento de los gastos. Por otra parte, el prolongado período que vivió el país con las restricciones y limitaciones inherentes a los diversos ‘estados de emergencia’ decretados y las numerosas dificultades que enfrentaron la sociedad y la población en la lucha contra el virus del SARS-CoV-2, se tradujeron en una disminución de los ingresos generados por los Juegos Sociales del Estado, que son la principal fuente de ingresos de Santa Casa», dice el documento .

En términos contables, la Acción Social -por las respuestas que da y el número de usuarios que cubre- fue el área de actividad en la que las medidas de respuesta a la pandemia tuvieron mayor expresión en las inversiones y gastos corrientes de Santa Casa, representando un esfuerzo de 8,6 millones de euros. En segundo lugar en el ranking de gastos se encuentra el área de Sanidad, con 2,2 millones de euros, y el apoyo a otras entidades, con 1,9 millones. Las Unidades de Apoyo, la Atención Continuada y los Sistemas y Tecnologías de la Información fueron otros sectores que aportaron los gastos considerados, con 938 mil euros, 394 mil euros y 512,7 mil euros, respectivamente.

Para dar una respuesta adecuada a todos los que necesitan su apoyo, Santa Casa contó, a lo largo del año, con la dedicación de casi 6.000 empleados. La inversión en las personas se ve, sobre todo, en la estabilidad laboral que la institución ha proporcionado a sus empleados: el 98% de ellos tiene un contrato de trabajo indefinido. También es destacable el hecho de que, en 2020, el 76% de los empleados serán mujeres.

La gestión de más de un centenar de instalaciones, en las que cada día se presta a miles de personas los más variados servicios sanitarios, de acción social, formativos y culturales, entre otros, requiere un elevado consumo de energía y agua y genera una producción muy importante de residuos. A lo largo de los años, Santa Casa ha adoptado un comportamiento más responsable y medidas para mejorar el medio ambiente.

Los informes de sostenibilidad actúan como una aportación a la transparencia de las organizaciones. La divulgación más profunda de la información no financiera es algo cada vez más valorado, ya que permite a las organizaciones demostrar el impacto de su actividad en la sociedad, la economía y el medio ambiente, en un compromiso de responsabilidad y transparencia.

Vea el informe completo aquí.

Últimas novedades

Ecuador: Betcris y Cruz Roja se unen en misión humanitaria

El 2021 se acabó, pero las noticias siguen llegando, especialmente sobre el buen trabajo que ha realizado...

Lucha libre profesional: IGT y la WWE desarrollarán juegos de lotería omnicanal

International Game Technology (IGT) dio a conocer la firma de un acuerdo de licencia exclusiva de varios años con la WWE para...

Día Mundial del Braille: la ONCE intensifica la enseñanza a personas que pierden la visión en edad adulta

Con motivo del Día Mundial del Braille, que se conmemora el 4 de enero, la ONCE destaca la vital importancia que este sistema de lectoescritura ideado por el francés Louis Braille a mediados del siglo XIX tiene para fomentar la autonomía personal de quienes carecen de visión.

Brasil: Loterias CAIXA batió todos los récords en 2021

El volumen de ventas de juegos fue el más alto de la historia. La recaudación alcanzó los 18.500 millones de reales, un 8,2% más que el récord anterior, en 2020.

Santa Casa dio a conocer su Informe de Sostenibilidad 2020

El 2020 pasará a la historia como el año en que la pandemia "golpeó" al mundo, cambiando la forma en que trabajamos, nos comunicamos y actuamos. Misericórdia de Lisboa no fue una excepción: sufrió el impacto del COVID-19, se adaptó a la nueva realidad, afrontó los retos y creó nuevas respuestas.

Más artículos

EN FR PT ES
Ir al contenido